viernes, 6 de febrero de 2009

Masturbación o la humildad en el porno


Bueno sé que enteramente este blog ha sido dedicado a la producción "poética" o "cuentística" peeero me asquié así que me quejaré y exaltaré los más bajos y altos placeres de nosotros los que nos hacemos llamar pichudos... y hoy hablaré de un tema tan viejo como la maña de cagar sentado... masturbarse, sobársela, casquearsela, ahorcar el pato, lavar a mano, manuela, pajearse, matarse solo... como sea que le guste llamarla todos terminamos igual... con la mano empapada...

Y pues sí aquí no vengo a dármelas de que yo no ahorco el pato.. de hecho es insano no hacerlo, quien negaría darse ese momento que parece un coma despierto. Si no lo que me convoca en este embrollo de palabras es el orgullo macho siempre presente cuando lo hacemos...

Si ud es una persona normal y estimula el glóbulo ocular con una rica selección de porno, siempre disponible en el buen internet, probablemente muchos de uds estén leyendo este artículo mientras se carga un videillo con muchachillas lujuriosas por ahí... Pero bueno a lo que nos convoca.. cuando estamos haciendo seriesísimas investigaciones en estos sitios porno... o como me gusta llamarlos, "centros de atención social sin fines de lucro" ya sea pornotube, youporn, maxporn (mi consentido) o los millardos que hay que desconozco (se aceptan sugerencias) y fijamos nuestra vista en la sección que dice "Porn Videos for Today" viendo los pequeños thumbnails animados que nos dan adelantos de los placeres por venir, o nos deleitamos viendo los imaginativos títulos (algunos que parecen extraidos de las más sublimes obras de Borges) y nos percatamos de una que sacia nuestras expectativas... El paso siguiente... (y no lo nieguen...) es ver su duración.

Y aquí entra en juego el orgullo macho, si vemos que el video dura míseros 2 minutos, inmediatamente volvemos nuestra vista lejos de él, como quien contempla horror de horrores, y nos fijamos de nuevo en la cartelera solo atendiendo a los tiempos de duración buscando por los videos de extensa duración, 15, 10, 20, incluso 30 y 40 minutos.... Muchachos ¿a quién engañamos? Estamos solos en la privacidad de nuestra habitación o sala, nadie no está juzgando para ser el próximo Latin American Sex Symbol, y comemos ansias con el báculo erguido solo de expectativa y nos dedicamos a leer boludeces en Internet (esta por ejemplo) mientras la lenta barra de progreso sigue su inexorable camino hacia el Edén, ahora bien, para qué putas cargamos un video de media hora cuando en realidad la paja nos la sacamos en vulgares 3 minutos, en la secuencia del (como diria Alex DeLarge) el viejo mete-saca mete-saca, preferimos echarnos al hombro putos 15 minutos de la tipa desvitiéndose, manoseándose, dando una mamada, recibiendo una mamada, y luego de 2 minutos de esto optamos (sabiamente) por adelantar todo ese relleno a la parte de la poesía, al money shot, para 2 minutos más tarde haber explotado sin remedio y tener aún 15 minutos más de sólida y fresca pornografía, y caer en la en la apatía post-orgasmo, ver la pantalla, que nos de pereza, y finalmente despedirnos sin el menor asomo de tristeza de toda esa porno desperdiciada.

¿Y todo esto para qué? Para rescatar nuestro valor macho y decir yo no me lleno la mano de pelos por míseros 2 minutos, sino por 30 carajo!!! O cuando pasamos los links de los videos que nos matizan el gancho a nuestros conocidos, ellos piensen jueputa este guevón ocupa 30 minutos de porno para venirse... qué hombre!! luego que nuestro amigo cargue la media hora de porno... y se repita el círculo.

Así que amigos... recuerden a la hora de estemos a punto de dar click, pensemos un poco, y analisemos que solo depende de nosotros el acabar con el asunto rápido y expeditamente, o leer más boludeces de Marino Zoquete, mientras se cargan los dos minutos de porno que vamos a ver de un video de 30, no se preocupen que cuando estamos con Manuela nadie nos ve, y ella es muda, recordemos que hay millones de hermanos de mano que están deseando ver su obligatoria dosis de porno diario y nosotros por un poco de orgullo macho consumimos recursos de la página que nos deleita dia a dia con una exquisita selección de porno...

Bueno me despido.. que se cargó mi media hora de porno... saludos

1 comentario:

- aHlE - dijo...

Jaja... muy buena. Me parece que tal vez haya un miedo colectivo por volverse un "polvo de gallo", jaja. Cuando en realidad masturbarse debería ser uno de los momentos más desestresantes del día. En general tu blog se ve muy interesante. Yo me declaro una ignorante en asuntos de "blogs", no hace mucho tiempo tengo el mío pero ahí le haremos el intento... pura vida.